12 fraccionamientos de Santa María se unen ante problema de agua

Solicitan mesas de trabajo con el alcalde y titulares del Organismo Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento.

Colonos plantean al OOAPAS una solución "integral" a sus demandas.

Morelia, Mich.- Ante el problema estructural de falta de agua, así como de diferentes servicios públicos municipales, 12 fraccionamientos y colonias de Santa María, tenencia de Morelia, encabezan un esfuerzo por convocar a la unidad vecinal, en exigencia de soluciones prontas, integrales y sostenibles.

Esto fue lo que dieron a conocer en entrevista para Cambio de Michoacán José Luis Delgado, jefe de la tenencia referida; Mario Ojeda y Mauricio Sánchez, respectivamente, encargado del orden y presidente de la mesa directiva del fraccionamiento Bonanza; César Ortega, presidente del consejo ciudadano de La Ciudadela, antes Los Olivos; y, finalmente, Jorge Luis Domínguez, representante de Ríos Mexicanos.

Fueron ellos quienes el día de hoy integraron la comitiva para entregar en Palacio Municipal un pliego de seis puntos, los cuales incluyen las principales quejas de los vecinos de las 12 zonas firmantes, un “naciente movimiento de unidad social” al que esperan sumar cada vez más voces afectadas.

No obstante, el objetivo fue impedido por el plantón que actualmente se mantiene a las afueras del recinto gubernamental, en el que habitantes de la colonia Rubén Jaramillo (oriente de Morelia) se manifiestan también por problemáticas de agua (falta de infraestructura).

El documento, que incluye principalmente la solicitud de mesas de trabajo con el alcalde Alfonso Martínez Alcázar, el secretario Yankel Alfredo Benítez Silva y titulares del Organismo Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OOAPAS), será entregado a la brevedad, según comentaron.

También firman Banus, Miralta, Loma Larga, Villas del Sur, Zimpanio, entre otras colonias y fraccionamientos del sur de la ciudad.

Pliego

Entre los asuntos enlistados en su pliego está la falta de un suministro de agua en diferentes fraccionamientos de Santa María, así como incumplimiento en los compromisos de hacer llegar supervisión técnica para encontrar la causa del desabasto, así como otro tanto para analizar la calidad del agua que sí llega, la cual –temen– no tiene los niveles aceptados de uso humano.

A ello suman que los recibos de agua siguen llegando con un alto costo, pese a la deficiencia del servicio, que hay fugas que no se están atendiendo y que en algunos fraccionamientos ni siquiera se cuenta con una red de agua potable.

OOAPAS, sin auditoría

De las 186 colonias que componen la tenencia, dijo José Luis Delgado, 100 surten su recurso hídrico, no del OOAPAS, sino del Apas Santa María, un organismo descentralizado que —sospecha— está manchado de corrupción.

El propio funcionario auxiliar ha decidido bo comenzar a administrarlo hasta que no se le haga una auditoría, la cual ha solicitado a la Contraloría Municipal desde que inició su gestión en 2022. Hasta la fecha, no se le ha procurado.

Durante su ejercicio en más de un año ha sostenido varios encuentros con Alfonso Martínez y Yankel Benítez, con la finalidad de dar solución de fondo a la problemática del agua, sin que tampoco se haya podido hacer efectiva, dijo.

“Cada día el agua es más y más insuficientemente. Hace 40 años Santa María tenía nueve colonias, hoy son más de 160 mil habitantes. Antes el problema era en temporada de secas, actualmente ya es todo todo el año”.

Además de la agenda hídrica, señaló el jefe de tenencia, las principales problemáticas de la población al sur de la ciudad son seguridad, vialidad y alumbrado público: “Queremos mesas de trabajo para ver cómo se van solucionando estos problemas paulatinamente”.

“Una papa caliente”

César Ortega dijo que los inconformes de esta zona de la ciudad son tratados por las dependencias “como una papa caliente”.

“Vamos a las dependencias, nos avientan de un departamento a otro, de una dirección a otra y nadie nos resuelve nada, y estamos desesperados, porque hay una total indiferencia, parece que a nadie le interesa”.

Por estas razones están uniendo voces para exigir soluciones estructurales.