Sin pagos de salarios y aguinaldo, catedráticos y empleados de la Universidad Michoacana

Autoridades y dirigencias gremiales mantienen absoluto hermetismo; son los sindicalizados quienes expresan su malestar.

Yarabí Ávila y su rectorado, con su primer tropezón financiero de fin de año. | Fotografía: Prensa UMSNH

Morelia, Mich.- Hasta las 22:00 horas de este viernes 15, la Rectoría de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) no había dispersado el pago correspondiente a la primera quincena de diciembre y las partes correspondientes del aguinaldo y otras prestaciones de fin de año.

Tanto los agremiados de los sindicatos de Profesores y Único de Empleados (SPUM y SUEUM, respectivamente), han manifestado su inconformidad y protestan por la situación en sus respectivas redes sociales y en la de la institución, cuestionando en concreto a la rectora Yarabí Ávila González.

Desde semanas anteriores la rectora había anticipado que se hacían las gestiones para que a través de apoyos extraordinarios tanto del estado como de la federación, se contara con los recursos para liquidar sueldos y prestaciones de fin de año, las más altas para las arcas universitarias, aunque siempre agradeciendo al gobernador Alfredo Ramírez Bedolla el apoyo a la institución, y visceversa, el morenista señalando que no se dejaría abandonada a la institución.

La UMSNH atraviesa desde el año 2016 en promedio un severo déficit que se estima en mil millones de pesos anuales y aunque en el 2022 el periodo de fin de año se contó con pagos regulares, fue por el apoyo de la administración estatal.

Ahora, es el primer tropiezo que en materia salarial e incumplimiento al clausulado de los contratos colectivos de trabajo de ambos gremios le toca a la rectora Yarabí Ávila, impuesta en el cargo desde enero del 2023 por Ramírez Bedolla a través de la Comisión de Rectoría.

“Qué bonitos se ven en la foto. Ontá mi quincena”, es  el comentario de un agremiado en el muro oficial de la UMSNH, debajo de una imagen que destaca la participación de funcionarios en un encuentro regional de tutorías. “¿Va a haber algún comunicado sobre la falta de pago?”, señala otro agremiado, en otra parte del muro. “Con que las promesas de que los pagos estarían en tiempo no se queden en palabras vacías y promesas rotas”, señala otro.

Cabe señalar que las dirigencias de ambos gremios, al igual que la Rectoría, han guardado silencio sobre la situación.

En el caso del SPUM, el dirigente Jorge Luis Ávila Rojas ha estado bajo la impugnación con un mandato extendido irregularmente al cuestionarle tomar decisiones unilaterales y no defender a los agremiados, que expresan su malestar: “Pues a esta hora todavía no nos paga la Universidad. ¿Y nuestro sindicato? ¡Bien, gracias! Ya necesitamos en el SPUM dirigentes que sí tengan huevos.”

En el SUEUM, su dirigente Eduardo Tena Flores en la víspera durante el convivio de fin de año, al que asistió el secretario de Finanzas del gobierno estatal, Luis Navarro, agradeció “al gobierno encabezado por Alfredo Ramírez Bedolla que no haya abandonado a la Universidad Michoacana”, según se lee en un comunicado del área de prensa del gremio.

“No nos faltan nuestras quincenas y aunque aún hay algunos adeudos arrastrados del rectorado anterior, tenemos confianza en el apoyo de los gobiernos federal y estatal, así como de la Rectoría nicolaita”, señaló el líder.

El comunicado consigna que “Navarro García confirmó a los empleados nicolaitas que el gobernador nunca dejará de pagar a los trabajadores de la Universidad Michoacana, ´le tiene lealtad y cariño, tenemos 52 quincenas sin retraso y vamos a continuar así´”.

Este viernes, ha sido la voz de los trabajadores y académicos los que expresan su inconformidad ante una situación que de nueva cuenta repite la historia de otros fines de año.

De acuerdo con la cláusula 53 del Contrato Colectivo de Trabajo del SPUM, el salario se debe cubrir a más tardar a las 10:00 horas del último día hábil de cada quincena.