Sequías llevan a las centrales hidroeléctricas a su generación más baja en años

Plantas hidroeléctricas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). | Fotografía: Contralínea

Ciudad de México.- La escasez de agua y el bajo nivel de las presas también están dejando estragos en la generación eléctrica. La energía generada en las hidroeléctricas en el país durante 2023 llegó a su nivel más bajo de los últimos años, de acuerdo con los datos recopilados por el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace).

Según información de Diana Nava, reportera de Expansión, los esfuerzos desde el gobierno federal para aumentar el uso de estas centrales han contrastado con los bajos niveles de precipitación, una variable fuera del control de cualquier gestión política.

La generación hidroeléctrica había mantenido un comportamiento irregular durante los últimos años, según los registros.

En 2021, como parte de una orden presidencial, se logró un alza importante en la producción de este tipo de electricidad, que se mantuvo durante 2022. Pero durante el año pasado la tendencia se topó con el freno derivado de una sequía.

En 2023 en el país se generaron 15,629 gigawatt-hora (GWh) en las hidroeléctricas, una baja de 47 por ciento respecto a lo reportado un año antes, de acuerdo con los datos del Cenace. El organismo sólo muestra cifras desde 2016. Tomando en cuenta este último, la producción hidroeléctrica del año pasado es la más baja de la que se tiene registro.

La baja se ha dado pese a la política de la Secretaría de Energía de priorizar el uso de las hidroeléctricas. La explicación recae en la situación histórica por la que atraviesa el país.

Los datos oficiales del Servicio Meteorológico Nacional han clasificado al 2023 como el año con más nivel de sequía en el país del que se tiene registro.

La energía hidroeléctrica se produce al liberar agua de las presas, que por ahora se han mantenido en niveles muy por debajo de lo usual.

Al 1 de febrero pasado, en el país se habían generado 757 GWh en las hidroeléctricas, una cantidad 25 por ciento a la que se registró en esta misma fecha del año pasado.

Los datos del Sistema Nacional de Información del Agua indican que 116 de las 210 grandes presas en el país están al menos de la mitad de su capacidad. Así, el panorama para la generación de energía mediante estas centrales será aún complicado.

De seguir esta tendencia, este 2024 podría romper el récord como el año en el que menos electricidad se genera en estas plantas, la mayoría propiedad de la estatal CFE.