Cuauhtémoc Olmedo Ortiz impulsó la reforma donde se estableció la Comisión de Rectoría

Nombrado rector el 26 de marzo de 1983, encabezó los cambios a la Ley Orgánica con la desaparición de la Junta de Gobierno.

Fachada del Colegio de San Nicolás, sede de la Preparatoria 1 de la Universidad Michoacana, desde donde en 1983 Olmedo Ortiz anunció la reforma a la Ley Orgánica.

Morelia, Mich.- Con el fallecimiento del ex rector Cuauhtémoc Olmedo Ortiz, registrada ayer lunes 19 de marzo, queda en duda quien ocupará su lugar en la Comisión de Rectoría, figura que quedó establecida en la reforma a la Ley Orgánica de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo emprendida durante su mandato.

Olmedo Ortiz fue nombrado rector el 26 de marzo de 1983, desde donde encabezó los trabajos de reforma universitaria, mismos que desembocaron en la desaparición de la Junta de Gobierno como máximo órgano de gobierno en la UMSNH, para ser sustituida como tal por el actual Consejo Universitario.

En los trabajos de reforma, se propuso y se votó por la inclusión de la Comisión de Rectoría, grupo de “notables” integrado por ex rectores de la institución y en cuyas funciones se asume la designación del rector, proceso que deja fuera a la comunidad universitaria ya que las propuestas que analiza la figura son las propuestas del gobierno del estado en turno y que se considera un ejercicio de simulación democrática, ya que pese a manejarse varios perfiles, se elige al candidato del gobernador en turno.

En el texto, Historia de la Universidad Michoacana, escrito por el historiador y efímero rector, Raúl Arreola Cortés, se indica que una de las primeras acciones de Olmedo Ortiz fue cerrar el Colegio de San Nicolás temporalmente debido a fallas en su estructura, trabajados que impidieron que el homenaje del 8 de mayo al cura Miguel Hidalgo y ex rector del histórico recinto se celebrara en su interior, y que se decidió por parte de la Rectoría “que el acto se hiciera en la calle, y que se emplearan los balcones del edificio como tribuna.”

El historiador señala que el acto para homenajear al libertador, “desde hace algunos años dicho acto no se llevaba a cabo por la intransigencia de los grupos políticos, y la lucha interna de las Casas del Estudiante, que iban al acato a agredirse mutuamente, sin respeto al recinto ni al recuerdo del héroe.”

En el acto, como parte de los oradores, Olmedo Ortiz censuró a quienes habían permitido en una década el deterioro del Colegio de San Nicolás y descuidaran su mantenimiento, a la par que anunció la reforma universitaria: “No basta decirse o proclamarse revolucionario; esto es fácil; sino demostrarlo con verdades, con hechos, y no solo en la calle sino en el aula, el laboratorio, la biblioteca… Un mal estudiante, un maestro incumplido, un empleado ineficiente, un funcionario deshonesto en nuestra Universidad, no pueden ser ni son revolucionarios, por más que se cubran con muchas estrellas rojas”, para concluir con una demanda: “¡Por una nueva Ley Orgánica verdaderamente democrática!”.

La reforma a la Ley Orgánica fue aprobada y publicada en el Periódico Oficial del estado, el lunes 3 de febrero de 1986.

Olmedo Ortiz estudió medicina en la Facultad “Ignacio Chávez” de la UMSNH, y era regente del Colegio de San Nicolás cuando la Junta de Gobierno lo designó rector.