Investigar a fondo al ININEE

Sede del ININEE. | Fotografía: ININEE

De acuerdo a una nota publicada en el portal de Cambio de Michoacán que da cuenta de la posible destitución de la directora del Instituto de Investigaciones Económicas y Empresariales (ININEE) de la Universidad Michoacana por parte del Secretario General por faltas administrativas.

Efectivamente desde hace años en esta dependencia universitaria se vienen registrando un conjunto de actos no apegados al marco jurídico de la propia universidad.

Tan solo hay que mencionar que en los primeros 14 años de existencia hubo dos directores con un periodo de duración de 7 años, el primero de ellos fue el fundador del ININEE y el segundo fue nombrado después de un movimiento ante la imposición de un director a espaldas de la supuesta comunidad del instituto y fue nombrado por 22 días que se convirtieron en 7 años, que se convirtieron en una administración llena de opacidad, manejos de los recursos materiales y financieros con criterios personales, cabe decir que la dirección la convirtió en los hechos en su dormitorio privado y lleno de estudiantes prestadores de servicio social, los asuntos académicos y administrativos los atendía en los pasillos entre otras cosas.

En justicia, es necesario decir que en los primeros años de la vida académica el ININEE logró avances importantes-programas de posgrado, publicaciones académicas, congresos internacionales y nacionales-, pero siempre estuvo la sombra de una conducción vertical y autoritaria así, como de criterios unipersonales sobre las relaciones laborales y el fundador del ININEE siempre se condujo con estos criterios, intimidaciones sutiles hacia los estudiantes y profesores que tenían divergencias hacia su conducta encubierta bajo un “velo académico”; así de esta manera durante todo el tiempo ha construido una verdadera cofradía supuestamente académica para mantener y validar investigaciones “científicas en economía”. Es necesario precisar que en los centros de investigaciones sociales y económicas en todo el mundo existe mucha simulación y el ININEE no escapa a esta situación.

De lo anterior en su momento, se manifestaron las preocupaciones y la crítica académica sobre este fenómeno, pero por razones de equilibrio político se acallaron.

Varios profesores fueron sutilmente obligados a abandonar el ININEE fuera del marco jurídico que regula las relaciones laborales entre los trabajadores académicos y la Universidad.

También han existido casos de hostigamiento hacia las alumnas y algunas profesoras que tuvieron que abandonar la institución bajo condiciones inconfesables y como ahora se dice de violencia en razón de género.

Se puede decir una vez más, que los logros académicos del ININEE están opacados por todos estos hechos ampliamente documentados, pero lo más grave de la situación han sido la práctica sistemática y reiterativa de la violación a los derechos humanos de manera cotidiana.

En relación a la violación de los derechos humanos, algunos alumnos recurrieron a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos por motivos de violación a sus derechos como alumnos sobre sus evaluaciones lo que provocó el disgusto de la mayoría de los profesores del Instituto, desde entonces la CEDH Michoacán, quedo como enemiga del Instituto por las recomendaciones emitidas hacia el mismo.

El que escribe en el año del 2011, como persona discapacitada y profesor de la Universidad, le solicitó a la autoridad universitaria el apoyo de un ayudante de investigación para que lo habilitara en su trabajo académico, ya que por su discapacidad no puede escribir y tiene problemas de lenguaje; tal petición la hizo de acuerdo al marco jurídico internacional, nacional y local de las personas con discapacidad.

La autoridad universitaria por mucho tiempo se negó a tal solicitud, ante lo cual en el 2014 recurrió a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos Michoacán a interponer una queja, y la misma emitió la recomendación 05/2014 a la Universidad que en un principio se negó acatar, después de varias negociaciones aceptaron acatar la recomendación otorgando el recurso de apoyo.

Durante el año del 2014, la autoridad universitaria dio cumplimiento cabal a dicha recomendación, y a cumplirse el año y tener que renovar el contrato de la persona habilitadora las autoridades del ININEE se opusieron y pidieron la cancelación del apoyo, al que escribe el Mtro. José María Gerardo Carmona Rocha, despojándolo violentamente de su cubículo, archivos electrónicos y documentales, sus libros y demás instrumentos de investigación económica, además levantando 14 actas administrativas por abandono de trabajo sin que fuera notificado, ante estos hechos se presentó ante la rectoría que nunca ha resuelto el asunto. Desde entonces ha quedado impedido para entrar a las instalaciones del ININEE.

La violación a los derechos humanos y en especial de las personas con discapacidad no prescriben, son indivisibles, progresivos y pro persona, por lo tanto, no se pueden ser cancelados por ninguna autoridad, sin embargo, este hecho que aquí se expone es muy grabe tanto porque a lo largo de ocho años también ha habido denigración y daño moral hacia el que escribe.

Tampoco ha servido su desempeño académico que nunca fue evaluado de acuerdo a la reglamentación universitaria y el contrato colectivo de trabajo, tan solo hay que mencionar la producción científica de más de 45 artículos publicados en revistas del ININEE e internacionales.

https://www.gigapp.org/index.php/comunidad-gigapp/member/show/124.

De todo esto la rectoría tiene las pruebas documentadas y al igual que otros rectores han sido omisos en el asunto, por lo tanto, hoy se hace necesario una investigación a fondo en el ININEE de acuerdo al marco jurídico de la universidad, la última palabra la tiene la rectora Yarabí Ávila.