Autoridades de la SSP pedirían cuotas a mandos policiacos ‘para patrullar libres’

Esta es una de las inconformidades por las que, según se asegura, mañana todos los agrupamientos del estado comenzarán un paro total.

Persiste el bloqueo en el Libramiento por elementos de la SSP. | Fotografía: Agencia Comunicación Gráfica

Morelia, Mich.- El titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán (SSP), José Alfredo Ortega Reyes, presuntamente solicitaría a los comisarios y comandantes de agrupamientos, una cuota diaria alrededor de 500 pesos por motocicleta, y de mil a 2 mil por patrulla, según un texto circulado esta mañana y firmado por “Policía Estatal de Michoacán”.

Sin embargo, una persona trabajadora de la Guardia Civil de Michoacán, quien pidió permanecer anónima, dijo no saber de cierto si la solicitud proviene de él, pero dijo que eso es lo que señalarían los responsables de los agrupamientos.

“Desconozco si es directamente de él, pero ellos son los que transmiten esto, y les piden a cada elemento”.

La finalidad de esta presunta cuota sería pagar por la comodidad de una jornada laboral “libre”, señaló, para los vehículos con los que cuenta cada una de los 12 agrupamientos con que conforman la corporación estatal.

“Piden una cuota a una patrulla para que hagan libremente y no les digan ‘ve a este reporte’, sino que vayan trabajando sobre el día, lo que vaya saliendo. Si no la pagas, ahora sí que te traen jodido, te traen en los peores servicios”.

Las declaraciones se dan en el marco del bloqueo que elementos estatales mantienen desde hace una semana en el Periférico de Morelia, como una forma de protesta ante descuentos injustificados a sus bonos “Banbajío”, que se otorgan por los riesgos que conlleva su labor.

A ésta se fueron sumando otras demandas, hoy prioritarias, como la homologación de ese recurso, el incremento del salario, que no ha subido en casi una década, y el equipamiento adecuado, pues los uniformados no cuentan con chalecos antibalas, armas ni municiones, a menos que las compren con su dinero.

“Son muchas anomalías, ¿quieren pruebas?, hay pruebas; si quieren que salga todo lo que hay en la cloaca, sale. ¡Solamente pedimos un aumento salarial, a nuestros viáticos, a nuestro Banbajío! No es posible que no nos lo quieran dar, es todo lo que estamos pidiendo”.

A ello agregan la exigencia de que sea destituido el secretario de la SSP, así como el “todo su personal que ha traído de Sedena”, esto es, de la Secretaría de la Defensa Nacional, quienes, aseguran los quejosos, tienen privilegios frente a los policías civiles.

Cabe señalar que, además del descuento del 15 por ciento a su bono “Banbajío”, que debería llegar de 5 mil 500 para la mayoría de los mandos operativos, surgió también la queja por una presunta disminución a su bono “Tractor”, que debería llegar de 25 mil pesos y ahora sería de menos de 5 mil pesos.

“Es un Tractor, que viene de la Federación, que se recibe cada seis meses, y viene de allá, lo que tenemos es que ya viene reducido, ya viene disminuido, año con año, el primero se recibió de 25, y viene bajándose, ya de 25 bajar a 4 mil 470, por ahí”.

Paro de 48 horas

En días recientes, el gobernador de Michoacán Alfredo Ramírez Bedolla aseguró que ya están cubiertos todos los adeudos y rechazó la exigencia de destituir a su secretario, con el argumento de que serían solamente 40 los elementos que estarían sosteniendo el plantón desde el pasado martes 11 de junio —con excepción del jueves, cuando los inconformes creyeron haber llegado a un acuerdo con las autoridades estatales.

Ante lo que consideran una minimización, se convocó a todos los policías de Michoacán a sumarse a un paro de 48 horas, a iniciar mañana, miércoles 19 de junio de 2024, en el que no se atenderían más que las emergencias que puedan surgir en el territorio.

“Ya que el gobernador está diciendo que nada más somos 40, le vamos a demostrar que no somos 40, sino, ahora sí, un paro total en Comisarías en todo el estado, para que diga, ahora sí, que son cuarenta, pues no, no somos 40”.

Todavía no estaría definida la logística de atención a emergencias, agregaron, pero se buscaría “no afectar a terceros” con la decisión que se tome.