Inicio Morelia Hasta tres servidores públicos a la semana, detenidos por mal uso de...

Hasta tres servidores públicos a la semana, detenidos por mal uso de armas en Morelia

Iría en aumento la frecuencia de las faltas administrativas cometidas por elementos pertenecientes a alguna corporación de seguridad.

Portación de armas y su uso indebido, una actuación que persiste, según comisionado.

Morelia, Mich.- Se detiene en promedio a dos o tres servidores públicos a la semana, por mal uso de las armas a las que tienen acceso, como elementos pertenecientes a alguna corporación de seguridad, señaló el comisionado municipal de Seguridad Ciudadana de Morelia, Alejandro González Cussi.

“Se ha presentado un fenómeno en las últimas fechas, en los últimos meses, cerca de dos o tres por semana, tenemos casos en los que estamos arrestando servidores públicos de la Fiscalía, de la Policía Auxiliar, de la Guardia Civil, incluso del propio Ejército, haciendo mal uso de las armas”.

Desde hace cerca de siete meses, calculó, habrían llegado a la Comisión a su cargo reportes ciudadanos de presuntos civiles haciendo disparos al aire o alterando el orden público, por lo que se les ha puesto a disposición del Juez Cívico, derivado de lo cual se les impone una sanción administrativa.

“Son faltas administrativas, no es un delito, si tú cuentas con la portación de armas de cargo, se cuenta sólo como una falta administrativa”, detalló.

Posteriormente, añadió, son hechos del conocimiento los superiores jerárquicos de los sancionados, y se ponen a su disposición las armas decomisadas, conforme a la Ley de Armas de Fuego y Explosivos.

“En este momento vamos a entregar dos, un arma larga y una corta, son armas de cargo de distintas instituciones de seguridad”, comentó el comisionado en el marco de un evento de “Canje de armas”, organizado por el Ejército.

A pesar de que se trata de un tema de orden público y de máxima importancia para la ciudadanía, se negó a dar detalles sobre las corporaciones a las que pertenecen esas armas, con la justificación de que “se dice el pecado, no el pecador”; sólo precisó que no se trata de Policía Morelia, pero que, si fuera el caso, se procedería en los mismos términos, aseguró.

Ante la declarada “preocupación” de que este fenómeno iría “en aumento”, el llamado que hizo fue a que los servidores públicos usen las armas en el marco de la legalidad, y, al gobierno del estado, a que regule el servicio de escoltas en la ciudad.

“Ya lo habíamos planteado también el año pasado con el secretario de Gobierno, en el sentido de regular y controlar el servicio de escoltas en la ciudad. Es un tema que ha crecido de manera muy importante, no hay transparencia, hay una cantidad muy importante de reportes al día, la gente los denuncia y al final terminan siendo escoltas o personal de investigación que no está debidamente acreditado”.

Salir de la versión móvil