Juan Bosco Martínez y Nicolás de la Torre condecorados con la Presea Melchor Ocampo

El Congreso de Michoacán entregó la presea Melchor Ocampo al médico nicolaita y al artista de la Torre.

El Doctor Juan Bosco Martínez Mejía, durante el evento hizo una defensa de la educación pública universitaria.

Morelia, Mich.- El Congreso de Michoacán llevó a cabó la entrega de la presea Melchor Ocampo, a dos destacados michoacanos por su aportación al estado, el Doctor Juan Bosco Martínez Mejía, urólogo con atención a más de 17 mil pacientes y al artista plástico michoacano con mil 78 obras y de 102 años de edad, Nicolás de la Torre Calderón, quien es decano de las artes plásticas en nuestra entidad.

Durante la sesión solemne donde estuvo presente el secretario de Gobierno, Elías Ibarra Torres y el presidente del Poder Judicial, Jorge García Reséndiz,  Juan Bosco Martínez condecorado con la Presea Melchor Ocampo hizo una defensa de la educación pública universitaria, ahí pidió mayores recursos para las instituciones de nivel superior y superior, al destacar que es producto de la educación pública, pero también producto de muchos consejos de personas que jamás pudieron completar sus estudios.

Al hacer uso de la voz, enfatizó que un gran momento que marcó su vida y que despertó  en el pensamiento del amor al prójimo que más adelante se convertiría en su convicción fue estar en la Facultad de Medicina de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, ahí conocer la figura del doctor Ignacio Chávez Rivera que lo marcó de sobre manera sobre el humanismo enseguida, y el siguiente paso llegar al Gran hospital General de México, que reforzó si convicción de si bien estudiar la ciencia, jamás separar el humanismo.

 “Fui afortunado al poder visitar otros institutos lejanos al país, al otro lado del Océano, es cierto que implementamos nuevas técnicas y tecnologías, vi con asombro que está existiendo una transformación en la educación de hoy se prefiere sacar jóvenes profesionistas como si fueran hornos de panadería carentes de humanismo, carentes del entendimiento del ser humano que tienen al lado humanismo”, insistió.

El médico especialista cuestionó el sistema educativo que ahora “saca profesionistas, carentes de espíritu”, al sostener que no hay profesionista tan mutilado como el que no tiene espíritu, en donde solo importa el éxito y lo económico.

En este contexto invitó a hacer una gran reflexión, para retomar los principios y honrar la memoria de Melchor Ocampo como el filósofo de la reforma y de la revolución más importante que se ha tenido la historia de México por dos cosas; la primera la limitación de la iglesia en el estado, pero la revolución más importante de dar la libertad del pensamiento, y al recordar que los diputados tienen en sus manos el instrumento para que se tengan recursos a las universidades públicas.

“No estoy peleado con la enseñanza privada quien tenga oportunidad de tenerla, pero a través de ese apoyo económico a través de esa filosofía tenemos que hacer jóvenes profesionistas que no estén desligados de lo espiritual o de lo contrario serán profesionistas estériles, voy en contra de tener plétoras en las universidades, porque eso sería sacrificar a la universidad y al mismo proyecto”, añadió.

A su vez, Yuritzi Álvarez de la Torre en representación del maestro Nicolás de la Torre Calderón, expresó que más allá de la capacidad artística, hay un hombre que encontró en la creación un modo de afrontar las carencias que había a su alrededor y se dedicó a apoyar a sus padres en las labores encomendadas, a quienes estaban a su alrededor.

“De ellos acoge el valor de ser un hombre íntegro valeroso y responsable, y trabajador, de esos que le dicen si a la vida y con gran gratitud enfrentan la adversidad su sensibilidad humana y artística afloraron desde muy joven, abarcando la creación pictórica, plástica y poética, pues como todo artista encontró que la manifestación de sus sentidos y pensar a través de un lienzo y una escultura, una canción y un poema era el medio perfecto para encontrarse a sí mismo y conectar con los demás, ser un agente de cambio en la vida de las personas”, expuso.

Señaló que el artista tiene 1078 obras, es un michoacano orgulloso de serlo a sus 102 años, con un profundo amor al estado.

Para la diputada local Guadalupe Díaz Chagolla entregar esta presea implica por antonomasia la libertad de determinación estatal, pública e individual; significa trascender dentro de las fronteras de un país dedicado a fomentar nuestra creatividad, personalidad y talento.

Agregó que se celebra la vida y obra de dos hombres ejemplares; el Maestro Nicolás de la Torre Calderón y el Doctor Juan Bosco Martínez Mejía.

El Maestro Nicolás de la Torre ha dedicado su vida al arte y la educación, y representado orgullosamente alrededor del mundo, contribuyendo a visibilizar la creación estética y la visión artística.

Asimismo, el Doctor Juan Bosco Martínez ha destacado mundialmente por su lucha contra el cáncer de próstata, liderando investigaciones para beneficiar la salud de millones de personas, por lo que subrayó que el Poder Legislativo reconoce su vocación, trabajo, y el legado que han construido para México y el mundo.