Mucho gobierno y poca sociedad en el Pride Michoacán 2024

El evento, con preponderancia de lemas oficiales y marcas comerciales, sin la participación de organismos de derechos humanos y académicos.

Mensajes y pancartas en lo individual que destacaron entre el tono mercantilista del desfile. | Fotografía: Omar Ángel Chávez

Morelia, Mich.- La marcha, antes llamada “del orgullo” de la disidencia sexual, ahora Pride Michoacán, convocó en su edición 2024 a miles de manifestantes, encabezados por empresas y gobiernos, pero con poca participación de organización de la sociedad civil.

Como se ha vuelto tradicional, previo al inicio de la movilización, Norma Elisa Valencia, secretaria general del Colectivo Pride, hizo un pronunciamiento en el que destacó la violencia institucional que suele dirigirse entre la población sexodiversa.

” Prueba de ello es la LXXV legislatura del Congreso del estado de Michoacán, que en más de una ocasión mandaron a la congendadora las iniciativas que buscan prohibir los esfuerzos por corregir la orientación sexual y la identidad de género de las poblaciones michoacanas diversas, que es otra forma, políticamente correcta, de decir que se nos tortura para dejar de ser quienes somos y para dejar de amar a quien amamos”, ejemplificó.

No obstante, también hubo espacio en el micrófono para que se mostraran como aliadas la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y la Fiscalía General del Estado (FGE), dependencia esta última que recientemente cateó bares como Rojas Pop y Mamá No Lo Sabe, además de que la lluvia de la tarde se enfrentó a las sombrillas arcoiris con el logotipo del Gobierno de Michoacán.

El contingente, que salió de la 21 Zona Militar con rumbo a catedral, estuvo conformado por 50 plataformas vehiculares, con la publicidad del mismo número de empresas: antros, bares, establecimientos de espectáculos nudistas, medios de información, entre otros.

Si no eran de personajes políticos, como la senadora lesbiana Celeste Ascencio Ortega, las consignas escritas en cartulinas eran de adolescentes, jóvenes y madres que asistieron a titulo personal, pero faltaron los contingentes de organizaciones de defensa de derechos humanos o académicos, como ocurría en marchas anteriores.

La excepción fue la asociación de mujeres trans Valladolid, montadas en un tranvía en el que se leía “ser trans no significa estar enferma o enfermo, significa ser valiente y luchar por ser quien eres”, así como una organización de búsqueda de personas desaparecidas de la diversidad, y al último, la destacada organización Michoacán es Diversidad.

El espectáculo final de la noche fue patrocinado por el Ayuntamiento de Morelia, administración que tuvo su lugar en el desarrollo de la manifestación, tanto en la voz de su director de Diversidad del Instituto de la Mujer Moreliana para la Igualdad Sustantiva (Immujeris), Luis Antonio Salinas Cortés, como en el famoso encendido de catedral que, con música de Vivaldi, suspendió por unos minutos el espectáculo.