Fujimori se beneficiará de ley para prescribir crímenes de lesa humanidad en Perú

Fujimori es el único recluso del pequeño penal Barbadillo, ubicado en el cuartel de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía, en el este de Lima. | Fotografía: Archivo

Lima, Perú.- El Congreso peruano aprobó el jueves un proyecto de ley para prescribir los crímenes de lesa humanidad cometidos antes de 2002, ésta beneficiará al expresidente Alberto Fujimori y a 600 militares procesados, pese al rechazo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Según AFP, la iniciativa, que pasará a sanción presidencial, busca anular los procesos por presuntos crímenes de guerra cometidos durante el conflicto interno o “guerra contra el terrorismo” -según las autoridades- que dejó más de 69 mil muertos y 21 mil desaparecidos entre 1980 y 2000.

La Comisión Permanente del Congreso, que reemplaza al pleno cuando hay receso parlamentario, respaldó la propuesta con 15 votos a favor y 12 en contra.

Impulsada por la mayoría derechista que controla el parlamento unicameral, la norma permitirá la prescripción automática de unos 600 casos de presuntos crímenes de guerra investigados desde hace más de tres décadas, anunció la fiscalía.

La presidenta peruana, la conservadora Dina Boluarte, tiene un plazo de hasta 10 días para promulgar o devolver al Congreso el proyecto de ley.

Esta semana la Corte Interamericana pidió al Estado peruano abstenerse de promulgar el “proyecto de ley que dispone la prescripción de los crímenes de lesa humanidad perpetrados en el Perú”.

Al rechazar ese pronunciamiento, el gobierno de Boluarte dijo que no se puede “impedir que los poderes del Estado peruano ejerzan sus funciones constitucionales”.

Según los promotores de la ley, 36 militares encarcelados recuperarían su libertad si la ley se promulga. Sin embargo, la última palabra recaerá en los jueces.

El proyecto generó el rechazo de la Corte IDH ante el peligro de dejar impunes ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas perpetradas por fuerzas del Estado, que marcaron las décadas de 1980 y 1990.

La Corte IDH pidió a Perú un informe antes del 9 de agosto sobre los casos de lesa humanidad vistos por ese tribunal, como el de Barrios Altos y La Cantuta.

En dicho caso, que se remonta a 1991 y 1992, está involucrado el expresidente Fujimori. El exmandatario de 85 años cumplía una condena de 25 años de prisión por dos matanzas de civiles perpetrada por el ejército, cuando fue excarcelado el 7 de diciembre de 2023 bajo el amparo de un indulto humanitario, pese a la objeción de la justicia interamericana; estuvo preso 16 años.

Su abogado, Elio Riera, ya anunció que su cliente se acogerá a la ley en trámite por el ‘caso Pativilca’, en el que se le procesa como autor mediato por la muerte en 1992, a manos de militares, de seis campesinos sospechosos de vínculos con la guerrilla.