Tras violencia en Tila, pobladores vuelven a una aparente normalidad

Más de cuatro mil indígenas choles fueron desplazados por la violencia que azota a la localidad de Tila, ante la presencia del grupo armado denominado ‘Los Autónomos’.

San Cristóbal de Las Casas, Chisapas.- Al cumplirse un mes del éxodo en el municipio de Tila, sólo unas mil personas, “cuando mucho”, no han retornado a sus casas, afirmaron representantes de los desplazados.

“Estamos hablando de que el comercio está funcionando a un 70 por ciento; ya funcionan las tortillerías, las tiendas de abarrotes y la venta de agua casa por casa, por ejemplo. Poco a poco se está dando la normalidad”, agregaron.

De acuerdo con información de Elio Henríquez, reportero de La Jornada, manifestaron que “por lo pronto se está avanzando con la electrificación y la seguridad. Personal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), sigue dando mantenimiento a la red de energía eléctrica, pero nos dijeron que va a tardar para atender todo el pueblo”.

Señalaron que esta semana comenzará la instalación de 80 lámparas en puntos estratégicos de la cabecera municipal, con el fin de ayudar a que haya mayor seguridad.

Aseguraron que ante los rumores de que las fuerzas de seguridad se retirarán, “el gobierno ha sido claro en que van a permanecer en Tila” para brindar seguridad a la población.

“Quedan menos de mil personas que no quieren regresar por temor y algunas familias no van a retornar definitivamente por situaciones personales y porque ya no se sienten seguras; incluso han pedido su cambio de trabajo”, expresaron.

Comentaron que los retornados todavía están esperando la realización del peritaje de las casas dañadas para la reconstrucción y los negocios saqueados, para saber cuál será el apoyo que les darán las autoridades.

Manifestaron que “esta semana también darán autorización a las autoridades del Bienestar para que se realice el censo con la finalidad de que se entreguen todos los programas sociales, ahora en la cabecera municipal porque antes había que salir a otras sedes. También harán una excepción con Tila para mantener abiertas las plataformas”.

Los representantes consultados, que pidieron el anonimato, recordaron que el 7 de junio se desplazaron, extraoficialmente, entre 8 mil y 10 mil pobladores de Tila, luego de un enfrentamiento iniciado el 4 de ese mes entre los grupos denominados Karma y Autónomos, que dejaron tres muertos, cuatro heridos y 17 casas y 21 vehículos quemados.