La inflación en México repuntó en junio por alza en frutas y verduras

Por cuarto mes consecutivo sigue sin dar tregua a los bolsillos de los consumidores, en junio llega a 4.98%.

De las frutas y verduras con mayor incidencia en la inflación, se observó que el chayote tuvo una inflación mensual de 128.58 por ciento en junio. | Fotografía: Gobierno de México

Ciudad de México.- Por cuarto mes consecutivo, la inflación en México reportó un alza anual de 4.98 por ciento en el pasado mes de junio, de acuerdo con datos del Índice Nacional de Precios al Consumidor del INEGI.

De acuerdo con información de Miguel Moscossa del El Financiero, el precio de las frutas y verduras repuntaron en junio con una inflación de 19.73 por ciento anual en el mes anterior, su precio más elevado en cinco meses.

De las frutas y verduras con mayor incidencia en la inflación, se observó que el chayote tuvo una inflación mensual de 128.58 por ciento en junio; la naranja, 31.37 por ciento; el aguacate, 17.65 por ciento y los plátanos se encarecieron 13.98 por ciento.

Respecto al aguacate, la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC) denunció el lunes que el precio del aguacate incremento hasta en 19 pesos más los últimos dos meses como consecuencia de violencia del crimen organizado y la suspensión temporal de la exportación de este fruto a Estados Unidos.

El otro rubro de la no subyacente, referente a los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno mostró una inflación de 5.28 por ciento anual en junio, desde el 4.20 por ciento de mayo.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) no acumulaba cuatro meses consecutivos al alza desde enero-abril del 2021. Además, ya son 40 meses por encima del rango objetivo del Banco de México (Banxico) que es de 3 por ciento +/- un punto porcentual, de acuerdo con analistas.

La inflación subyacente, que elimina los precios más volátiles como los productos agropecuarios y energéticos, marcó una inflación de 4.13 por ciento anual en junio, desde 4.21 por ciento anual de mayo, con lo que sumó 17 meses moderándose.

Mientras que la inflación no subyacente, fue de 7.67 por ciento anual en el sexto mes del año, luego de ubicarse en 6.19 por ciento en el mes previo y con lo que ligó cuatro meses al alza, siendo este rubro el que ha impulsado los precios en meses recientes.