Junio, el mes más caliente desde que se tiene registro

2024 sería el año con las temperaturas más altas antes registradas. | Agencia de Comunicación Gráfica

Morelia, Michoacán.- Junio de 2024 ha sido el más caluroso desde que se tiene registro y los últimos 12 meses han promediado las temperaturas más altas reportadas desde la época preindustrial, según cifras del boletín mensual del Servicio de Cambio Climático Copernicus (C3S) de la Unión Europea.

Junio promedió una temperatura de 16.66 °C en la superficie, 1.50°C por encima del promedio preindustrial (1850-1900), 0.67°C arriba del promedio de 1991 a 2020 y 0.14°C por encima del máximo anterior establecido para ese mes, que se registró en 2023.

Junio fue el decimotercer mes consecutivo más cálido y el decimosegundo mes consecutivo en alcanzar o superar el umbral de los 1.5 °C de la temperatura media de la superficie mundial, de acuerdo con los datos de Copernicus.

El aumento de la temperatura a más de 1.5 °C podría desencadenar impactos del cambio climático y condiciones climáticas extremas graves, advierten.

Según el Acuerdo de París, los países firmantes acordaron mantener la temperatura media de la superficie mundial a largo plazo por debajo de los 2 °C, con respecto a los niveles preindustriales, y tratar de limitarla a 1.5 °C para finales de este siglo.

Copernicus también señaló que la temperatura promedio mundial de los últimos 12 meses ha sido las más alta registrada, con 0.76 °C por encima del promedio de 1991 a 2020 y 1.64 °C por encima del promedio preindustrial.

Estas temperaturas son inusuales, pero en el periodo 2015-2016 se produjo una racha similar de récords mensuales de temperatura global.

En Brasil, México y partes de Canadá y Estados Unidos, las temperaturas estuvieron por encima del promedio, al igual que las temperaturas del aire sobre el océano, las cuales “se mantuvieron en un nivel inusualmente alto en muchas regiones”, señaló Copernicus.

Precisamente, este junio fue el más húmedo en el norte, sur y centro de América del Norte.

Por otro lado, en el Pacífico ecuatorial oriental las temperaturas estuvieron por debajo del promedio, según los expertos, esto indica que se estaba desarrollando el fenómeno de “La Niña”.