Segundo debate: encontronazo entre Sheinbaum y Gálvez

Ataques entre las candidatas debilitan la exposición de proyectos, apenas esbozados y un candidato que intentó verse.

Mujeres, quienes más presenciaron el último debate presidencial.

Ciudad de México.- Con un esbozo de propuestas más claro en momentos que en el primer debate, las candidatas y el candidato  a la Presidencia de la República no dejaron en el segundo ejercicio desarrollado esta noche su tentación por el ataque, la recurrencia a criticar un pasado como funcionarios y legisladores y a no responder a fondo la totalidad de los cuestionamientos hechos por ciudadanos.

En esta ocasión, fue Claudia Sheinbaum -de la coalición Seguimos Haciendo Historia, de Morena, PT y Verde Ecologista-, quien emprendió el ataque a la “candidata del PRIAN”, Xóchitl Gálvez Ruiz -de la coalición Fuerza y Corazón por México, del PRI, PAN y PRD-, quien de entrada dijo que iba a hablar “desde el corazón” y a su vez no dejó de etiquetar a su contrincante como “la candidata de las mentiras” y del “narcopartido”, como definió y repitió en diversas ocasiones para referirse a a Morena.

Gálvez cuestionó también a Sheinbaum cuando se abordó el tema de combate a la pobreza: “¿qué presumes cuando hay 47 millones de mexicanos en la pobreza? Cuando fuiste a Chiapas, ¿qué pensabas, que estabas en Dinamarca?”. “¿Vas a investigar a los hijos del presidente?”, fue otra de sus cuestionantes a la ex jefa de Gobierno de la Ciudad de México, gestión en la que volvió a recriminarle el accidente en la Línea 12 del Metro y en el Colegio Rebsamen.

Por su parte, Jorge Álvarez Máynez, de Movimiento Ciudadano, no dejó su sonrisa para nada y enfocó sus críticas en su mayoría a Gálvez, aunque igual respondió señalamiento de Sheinbaum cuando esta acuso a los partidos de haber aprobado las reformas del sexenio pasado con Enrique Peña Nieto.  

En los temas de desarrollo económico, el candidato de MC propuso bonos “verdes” y culturales enfocados a los jóvenes, además de otorgar una pensión a los egresados de universidades por un año para que establezcan proyectos.

Sheinbaum no abandonó el tono de festinar los logros de Andrés Manuel López Obrador, y que en todo momento señaló que continuarán. “Vamos a continuar con la transformación”, reiteró. “Hay resultados porque cambió el modelo (…) antes se apoyaba a los de arriba, hoy se apoya a los de abajo”.

Las críticas recurrentes de Xóchitl a Sheinbaum fueron cuestionarle supuestos beneficios recibidos para empresas de la morenista y de su familia.

Respecto al combate a la pobreza, Gálvez Ruiz manifestó lo que ha sido su reiteración, que no van a desaparecer los programas sociales, los que existen, señaló, no son suficientes.

Sheinbaum manifestó que en su gobierno aumentarán 2.5 canastas básicas los salarios mínimos, ocasión para manifestar que en este gobierno se aumentaron los salarios.

Xóchitl señaló que Morena le quitó recursos a los indígenas, sin financiamiento para universidades interculturales.

“A mí los hombres no me dan órdenes”, dijo en un momento la candidata de Fuerza y Corazón por México ante el reiterado discurso de Sheinbaum por destacar los proyectos de AMLO, actitud que también le mostraría a Álvarez Máynez cuando este le reviró con insistencia su pasado con Fox. “Yo me llamo Xóchitl, no me manda Fox. Fox en su rancho”, le dijo al de MC.

En el cruce entre Álvarez Máynez y Sheinbaum, el candidato le reprochó que “los trenes en Nuevo León, allá no se caen”, cuando mordaz la morenista defendió el proyecto del Tren Maya y señaló que otros modelos de transporte ferroviario reciben apoyo federal, como los de Guadalajara y Nuevo León, gobernados por Movimiento Ciudadano.

Xóchitl criticó el proyecto de la refinería de Dos Bocas, al calificarlo como “un capricho” en tanto que el Tren Maya, dijo, “tumbó ocho millones de árboles”. Ante lo que llamó el “abandono del campo” en este sexenio, propuso para alentar la producción en el campo, es necesario primero desterrar la extorsión a los productores y citó a los de Michoacán, de Guerrero y Oaxaca y del Estado de México, obligados a cubrir el cobro de piso que les marca la delincuencia.

Álvarez Máynez señaló que este gobierno no está comprometido con el combate a la desigualdad y que las dos candidatas no iban a criticar a empresas “que les pagan las campañas”. Señaló que hay un 40 por ciento de mexicanos sin acceso al agua, por lo que propuso un fondo de desarrollo regional para crear infraestructura, además de pronunciarse por un cambio en el uso de energías, punto en el que destacó desastres ambientales ocurridos en refinerías en los gobiernos de Fox, Felipe Calderón, Peña Nieto y en el actual de AMLO.