Conciertos al aire libre y con sana distancia llegan a la Ciudad de México

59

Ciudad de México.- A mediados de agosto, las imágenes de un concierto al aire libre y en módulos con un determinado número de personas, se hicieron virales en redes sociales, dada la creatividad que la industria de los eventos en vivo ha tenido que aplicar ante la imposibilidad de llevar a cabo eventos tal y como los conocíamos antes de la pandemia.

Según Expansión, dicho concierto se llevó a cabo en Inglaterra, en la Virgin Money Unity Arena, donde 2,500 personas, divididas en 500 plataformas disfrutaron de los que podría ser la ‘nueva normalidad’ de la música en vivo, si dejamos de lado los eventos vía streaming.

Este modelo fue retomado por Orange Gigs, la empresa en México que organizará los Conciertos con Sana Distancia (CCSD) en el Open Air de la Arena Ciudad de México, un sitio adyacente dentro de las instalaciones del recinto, el cual, tiene capacidad para 9,000 personas, sin embargo, para este tipo de conciertos, será llenado a un máximo de 2,000, con 350 módulos para 4 o hasta 6 personas.

«Necesitábamos recuperar ingresos, pues el entretenimiento en vivo ha sido una de las industrias más afectadas por la pandemia y de ella depende mucha gente. Esto es una especie de réplica del concepto que surgió en Inglaterra y se adaptó aquí a los espacios que hay, con algunas modificaciones, pero básicamente el concepto es ese», comenta Álex Jaramillo, director de Orange Gigs, quien platica a Life and Style cómo será la organización de este evento.

Siddartha será el primer artista en presentarse en esta modalidad el jueves 26 de noviembre a las 9 de la noche. Al día siguiente, a la misma hora, Sabino ofrecerá su concierto.

La organización de este evento llevó aproximadamente dos meses, tiempo en el que sus organizadores buscaron un lugar abierto y con espacio suficiente para poder ofrecer una distancia de 1.5 metros entre cada módulo. El lugar elegido, el Open Air, tiene 2 accesos independientes a los de la Arena y se utilizará todo el espacio que hay disponible en la Arena para la fila, «si es que se llega a hacer fila, aunque la idea es que no suceda y por eso las puertas se estarán abriendo 3 horas antes del evento para que el acceso de la gente sea lo más espaciado posible», explica Jaramillo.