Magistrados del TEPJF defienden autonomía; “ningún otro órgano” decidirá impugnaciones electorales, aseguran

32
El magistrado Felipe de la Mata Pizaña afirmó que el pacto de magistrados es con la ciudadanía y con su independencia. (Foto: especial)

Ciudad de México.- Los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Felipe de la Mata Pizaña y Reyes Rodríguez Mondragón, coincidieron en que ese órgano jurisdiccional, y “ningún otro órgano”, resolverá las impugnaciones que presenten los partidos luego de los comicios del 6 de junio.

Según El Economista, ambos magistrados participaron este viernes en el Congreso: “Instituciones Electorales para y por la Democracia en México”, celebrado en Hermosillo, Sonora.

El magistrado De la Mata Pizaña expresó que México ha tenido alternancias políticas, que “no hubieran sido posibles si sus juezas, jueces y otros funcionarios electorales no hubiéramos actuado de forma independiente”.

“Seremos las y los jueces electorales quienes decidiremos de forma definitiva sobre el ejercicio efectivo de los derechos de las personas en las elecciones y ningún otro órgano más”, sentenció.

A tan solo ocho días de las elecciones, el magistrado externó que la autonomía judicial electoral, “más allá de un deber, se trata de una convicción y de una garantía hacia la ciudadanía, hacia la democracia y hacia la Constitución».

“Si los jueces electorales no somos personas con convicciones, ¿qué nos queda? ¿Y qué le queda a un país que confió en nosotros, si no ejercemos con autonomía, independencia e imparcialidad? Una de las pocas certezas con las que cuento en la vida es que la distinción que implica la investidura de juez electoral jamás debe ponerse en riesgo.

“No se trata únicamente de un pacto con la ciudadanía, sino de un acuerdo con nosotros mismos. El honor no viene con el nombramiento, queridos y queridas colegas, viene con su ejercicio. ¿Si no, qué quedará de nosotros cuando terminemos el encargo? ¿Qué México disfrutarán o padecerán nuestros hijos? ¿Qué página de la historia que estamos escribiendo queremos que sea recordada?

“Que nadie tenga dudas: la Judicatura Electoral Nacional está lista para la jornada electoral y las impugnaciones de resultados, y con autonomía hará lo correcto”, aseveró.

Al asegurar que un tribunal es autónomo cuando cuenta con la potestad de autorregularse y de tomar las decisiones inherentes a su función, sin influencia externa, Felipe de la Mata Pizaña garantizó que los magistrados electorales, “haremos nuestro trabajo de manera imparcial”.

En el mismo sentido, el magistrado Reyes Rodríguez Mondragón expuso que las autoridades electorales se encuentran frente a un reto común a toda democracia: garantizar la autenticidad de la votación.

Recordó que en todo el país se elegirán 500 diputaciones federales, y a nivel local 30 Congresos; 15 gubernaturas y 1,900 cargos ayuntamientos y juntas municipales.

También recordó que pasada la jornada electoral del domingo 6 de junio, serán los tribunales electorales estatales la primera línea donde se resolverán las impugnaciones de los partidos y candidatos, y luego corresponderá a la Sala Superior del TEPJF.

Dejó en claro que un principio demócrata de quienes participan en los comicios, es que “quienes no se vean favorecidos por el voto popular en el marco de la ley, deben reconocer que su opción en una democracia es volver a participar para poder acceder a esos cargos en un futuro”.

Argumentó que con actuales reglas electorales se celebraron de manera pacífica y democrática elecciones en 2018, y lo mimso ocurrirá en 2021.

“Estamos obligados a actuar, en todo momento, dentro del marco de la ley, garantizando que todos los actores políticos cumplan también con ese compromiso, sin importar su nivel, cargo o popularidad”, refirió.

“Esto exige, necesariamente, que los jueces, fiscales y consejeros mantengamos una independencia y autonomía en cada decisión que tomemos; que logremos transmitir de la manera más clara y transparente las razones de nuestras decisiones y que quede claro que nuestro máximo compromiso es con la ciudadanía y con el pleno ejercicio de los derechos políticos y electorales de todas y todos los mexicanos”, formuló.

Dejó en claro que a los partidos les corresponde la labor de convencimiento, y a las autoridades y jueces electorales garantizar que la jornada del próximo 6 de junio se defina según las reglas, los valores y los principios plasmados en la Constitución y las normas vigentes.

“Es responsabilidad de las instituciones, pero sobre todo de quienes las conformamos, no abrir espacios para proteger el interés de un grupo político particular. Es responsabilidad de quienes conformamos las autoridades electorales dar salida a la voz ciudadana que nos exige democracia.

“Es responsabilidad de los tribunales electorales que la representación política se construya por la voluntad ciudadana, según lo expresado a través de las urnas. La fortaleza de la democracia mexicana está en todas y cada una de las autoridades electorales, sus funcionarios y sus decisiones”, finalizó.