Por intento migratorio masivo a EU, cierran puente internacional en Piedras Negras

94
Tras el intento frustrado de ingreso masivo, la Patrulla Fronteriza estadounidense mantuvo abiertos sólo dos carriles, uno de ingreso a territorio norteamericano y otro de salida a México. (Foto: especial)

Coahuila.- Autoridades mexicanas y norteamericanas destacamentados en el norte de Coahuila frustraron un intento de ingreso masivo de migrantes a Estados Unidos.

Según El Financiero, a la una de la madrugada de este lunes un grupo de al menos 300 personas se abalanzaron al Puente Internacional Piedras Negras-Eagle Pass para ingresar al país del norte.

De acuerdo a las autoridades del departamento de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés), “alguien” les afirmó que a partir de la madrugada los trámites de asilo político iban a reactivarse.

Del lado norteamericano se desplegó un operativo que no permitió a los migrantes llegar siquiera a la guardarraya que divide el territorio mexicano del estadounidense.

“El montacargas puso rápidamente las barreras de cemento, se extendió el alambre de púa y se terminó cerrando el puente. No entró nadie a Estados Unidos y no salió nadie hacia México”, detalló Paul del Rincón, jefe del departamento de Aduanas y Protección Fronteriza en Eagle Pass, Texas.

La tensión en la frontera norte de Coahuila se prolongó hasta por una hora, y agentes migratorios y aduanales de México y Estados Unidos explicaron a las personas en tránsito que habían sido engañadas.

“Les avisamos a todos que no era cierto eso, que todo sigue en su lugar aquí, que el proceso ese de asilo político aún no inicia y que no tenemos nosotros instrucción de supuestamente cuando va a empezar de nuevo”, agregó Del Rincón.

Tras el intento frustrado de ingreso masivo, la Patrulla Fronteriza estadounidense mantuvo abiertos sólo dos carriles, uno de ingreso a territorio norteamericano y otro de salida a México.

La vega del Río Bravo se mantiene bordeada con alambre púa y un búnker de contenedores industriales vigilados las 24 por agentes de la Guardia Nacional estadounidense.